Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.
Puede obtener más información o bien conocer cómo cambiar la configuración de su navegador.   Política de Cookies

La Torre del Rellotge

Moll pescadors, 1
Ciutat Vella
08003
Barcelona



Latitude: 2.1868761878358
Longitude: 41.375766857985



  • Lugar cultural


En el siglo XVIII, el ingeniero Jorge Próspero de Verboom colocó la Torre del Reloj en la zona conocida como el Muelle de Pescadores cuando era un espacio muy importante en el puerto de Barcelona. Con el paso del tiempo, la torre perdió su función como faro y se convirtió en un reloj que aún hoy en día se puede ver desde muchas zonas del puerto.

Un faro pionero
Como novedad en la zona de la Barceloneta, la Torre del Reloj fue un elemento del puerto muy importante, uno de los primeros faros del Mediterráneo. Diseñado en 1772 por el ingeniero Jorge Próspero de Verboom, que se encargó de la renovación de todo el puerto, se convirtió en un símbolo fundamental del barrio durante el siglo XVIII.

Visible desde numerosos puntos del puerto, la Torre del Reloj está situada en el famoso Muelle de Pescadores, que en el siglo XVIII, además del faro, incluía el despacho de pasaportes, la comandancia de marina y el control sanitario. Cuando en 1904, con las mejoras introducidas en el puerto de Barcelona, ​​el faro dejó de ser imprescindible, se decidió convertirlo en reloj y así ha seguido hasta hoy en día.

Cambios a lo largo del tiempo
Arquitectónicamente, se trata de una torre piramidal de piedra que se alza sobre un zócalo sobre el que, más tarde, cuando se convirtió en reloj en 1904, se añadieron un estucado y la caja del reloj.
El antiguo faro, además, fue protagonista de una anécdota curiosa: tiene el honor de ser uno de los puntos geodésicos donde el científico Pierre Méchain tomó las medidas que sirvieron de base del sistema métrico decimal.

La Torre del Rellotge

Moll pescadors, 1
Ciutat Vella / La Barceloneta
08003 - Barcelona
¿Como llegar?

En el siglo XVIII, el ingeniero Jorge Próspero de Verboom colocó la Torre del Reloj en la zona conocida como el Muelle de Pescadores cuando era un espacio muy importante en el puerto de Barcelona. Con el paso del tiempo, la torre perdió su función como faro y se convirtió en un reloj que aún hoy en día se puede ver desde muchas zonas del puerto.

Un faro pionero
Como novedad en la zona de la Barceloneta, la Torre del Reloj fue un elemento del puerto muy importante, uno de los primeros faros del Mediterráneo. Diseñado en 1772 por el ingeniero Jorge Próspero de Verboom, que se encargó de la renovación de todo el puerto, se convirtió en un símbolo fundamental del barrio durante el siglo XVIII.

Visible desde numerosos puntos del puerto, la Torre del Reloj está situada en el famoso Muelle de Pescadores, que en el siglo XVIII, además del faro, incluía el despacho de pasaportes, la comandancia de marina y el control sanitario. Cuando en 1904, con las mejoras introducidas en el puerto de Barcelona, ​​el faro dejó de ser imprescindible, se decidió convertirlo en reloj y así ha seguido hasta hoy en día.

Cambios a lo largo del tiempo
Arquitectónicamente, se trata de una torre piramidal de piedra que se alza sobre un zócalo sobre el que, más tarde, cuando se convirtió en reloj en 1904, se añadieron un estucado y la caja del reloj.
El antiguo faro, además, fue protagonista de una anécdota curiosa: tiene el honor de ser uno de los puntos geodésicos donde el científico Pierre Méchain tomó las medidas que sirvieron de base del sistema métrico decimal.
Traducido automaticamente con Google Translate API.